Alanís de la Sierra

Con algo más de 2000 habitantes y a 98km de la capital sevillana, esta localidad se encuentra en la parte más norteña del Parque Natural, lindando con la provincia de Córdoba.

Un paseo por la localidad te permitirá apreciar viviendas de estilo mudéjar y renacentista. Muy popular en el perímetro del casco urbano es la fuente de Santa María, de tiempos de Carlos I.

También merece la pena visitar la capilla de Jesús Nazareno, la ermita de Nuestra Señora de las Angustias y la de San Juan Evangelista, cercana al castillo. Estos dos se dicen que están encantados, y que allí se aparece la morisca Acsia.

En Alanís tiene una importancia extraordinaria la celebración de las cruces de Mayo, así como la romería de San Pedro el último domingo de mayo, la fiesta de la patrona el 8 de septiembre, la fiesta de las Candelillas el 7 de diciembre, y la feria del pueblo del 20 al 24 de agosto.

Almadén de la Plata

Almadén de la Plata, al este del parque natural, es un espacio privilegiado entre los ríos Viar y Cala, perfecto para el disfrute visual de la naturaleza.

Entre su patrimonio, Almadén ofrece hoy al viajero un paseo por su historia, empezando por la cueva de los Covachos, bien conservada en su interior, con restos de pinturas rupestres y con varias salas individuales. Hay dos necrópolis dolménicas, Cañalazarza y los Castillejos. También hay que destacar los molinos romanos de la ribera del Cala, los restos de un castillo musulmán y la Iglesia Parroquial de Santa María de Gracia, un templo del siglo XVI.

El domingo de Resurrección se celebra la fiesta de los Judas, y el 5 de agosto o sábado más cercano, la de la Virgen de Gracia, con la feria local a mediados del mes de Agosto. También se celebra el Cristo del Crucero, el 14 de septiembre.

Cazalla de la Sierra

En el corazón del Parque Natural Sierra Norte, está a 593 metros de altitud y tiene una población de más de 5000 habitantes.

El viajero no debe perderse la plaza mayor de Cazalla, donde están las Casas Capitulares. Hay que citar el mercado de abastos, anteriormente el convento de San Francisco. De la fortaleza almohade perdura una puerta formada por dos arcos de herradura, que dan acceso al corral de la Iglesia Parroquial.

Entre sus encantos naturales sobresale la ribera del Huéznar y sus cotos de pesca de la Trucha, así como el pantano del Pintado.

La Romería de la Virgen del Monte se celebra el primer fin de semana de agosto, con sus fiestas patronales a la semana siguiente. También se destacan la Semana Santa, el Corpus Christi y la Velada del Carmen.

Constantina

Situada al sur del Parque Natural y con una población de más de 8000 habitantes, Constantina te ofrece tanta la boscosa ribera del Huéznar, así como una masa de castaños única en el Parque Natural.

El visitante debe de conocer la arquitectura típica de la sierra en el barrio de la Morería o el de Santa Ana, para después asomarse al castillo desde el que puede verse Sevilla en noches claras.

También puede alejarse del casco urbano para ir a la ermita de Nuestra Señora de Hiedra, de la que resta el presbítero sin cubierta y dos arcos ojivales.

La romería de la Virgen del Robledo es la cita más conocida de la ciudad, y se celebra el último domingo de septiembre. La feria local es la tercera semana de Agosto, y también se celebra el Carnaval.

Guadalcanal

La localidad más al norte del Parque Natural, linda con Córdoba y Badajoz. Tiene algo menos de 3000 habitantes, y sus orígenes se remontan al Paleolítico.

El visitante tiene ante sí citas inexcusables gracias a su patrimonio natural, como las vistas desde el Hamapega (907 metros, accesible en coche) o la cumbre del Parque Natural, la Capitana, de 959.

Entre su patrimonio urbanístico destacamos la Iglesia de Santa María de la Asunción, un edificio gótico-mudéjar levantado en el siglo XIV o la ermita mudéjar de Santa Ana, de finales del siglo XV.

Los festejos que se celebran en Guadalcanal son muchos: San Sebastián en enero, con el día de la Caldereta, la Romería de la Virgen de Guaditoca tras la Semana Santa, así como la feria en la última semana de agosto.

El Pedroso

El Pedroso, situado al sur del parque natural, es una de las puertas naturales de entrada al mismo. Está situado junto al pantano del río Huéznar y su famosa rivera, en donde podemos encontrar la fábrica de el Pedroso, altos hornos punteros en la siderurgia nacional del siglo XIX.

Entre los monumentos destacamos la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, cuyo retablo fue diseñado por Luis de Vargas. También son interesantes la ermita de la Virgen del Espino, obra de estilo mudéjar, la ermita del Cristo de la Misericordia y el Colegio Público Cervantes.

La Semana Santa y las Cruces de Mayo preceden a la feria local a principios de Agosto, y el 8 de septiembre se festeja a la patrona, Virgen del Espino.

Puebla de los Infantes

La localidad que más al este se encuentra al este del Parque Natural, linda con la provincia de Córdoba. Con una población de algo menos de 4000 habitantes, la puebla tiene a tiro de piedra los embalses de José Torán y el Retortillo, este último con un espacio recreativo acondicionado como merendero.

De su patrimonio destaca el Castillo cristiano del siglo XIII, . Se puede observar igualmente la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de las Huertas, la Ermita de Santa Ana, y la Ermita de Santiago.

El día de las Candelas, celebrada el 1 de febrero, es la fiesta más tradicional de la ciudad. La Semana Santa está muy arraigada en la localidad, y el día 1 de junio se celebra la Romería en honor a la Virgen de las Huertas. En el mes de agosto se celebra el día de la Virgen de las Huertas, seguido por la feria del pueblo hasta el 18 de agosto.

El Real de la Jara

El Real de la Jara es el origen de muchas leyendas. Se habla de que fue la aldea de Tartasia, fundada por Salomón. La historia cuenta de que los conquistadores cristianos fueron guiados hacia el punto más favorable al asalto gracias a la voluntad divina en forma de un ciervo, algo que queda representado en el escudo municipal.

Con unos 2000 habitantes, afortunados moradores de una comarca rica en flora y fauna, esta localidad actualmente tiene un Museo de Ciencias Naturales en el que se pueden ver las principales especies faunísticas de la localidad.

El día de San José se celebra en el pueblo marchando a comer a la ribera del Cala si el tiempo acompaña. La feria del pueblo tiene lugar en agosto del 21 al 24, por San Bartolomé.

San Nicolás del Puerto

No hay muchos pueblos que ofrezcan lo que éste a la hora de disfrutar de la naturaleza. En él, podemos hasta presenciar el nacimiento del Huéznar, en un paraje extraordinario.

Con un breve viaje en coche podemos llegar al Cerro del Hierro, paisaje sin igual en el Parque Natural, resto de un pasado antiquísimo y esplendoroso en el laboreo de la mina a cielo abierto.

El festejo más popular es la romería en honor a San Diego Apóstol, el segundo domingo de mayo. La feria es en julio, en honor a Santa Ana, y a mediados de noviembre hay fiestas patronales en honor de San Diego.